testimoniosTo: arturofisher@outlook.com

From: emilio.granadoss@gmail.com
Subject: Mil Un Gracias...
Date: Thu, 17 Sep 2015 16:02:28 -0600



Durante mucho, mucho tiempo he buscado y esperado un cambio a mis  paradigmas; y la ayahuasca lo ha hecho en mi vida. Hasta creo que ella me busco a mí y no al contrario.

Usare la analogía de un telescopio casero, pues bien, si quiero observar una estrella a lo lejos, tengo que usar el enfoque, usar ciertos filtros y adaptadores, en fin, hacer varios ajustes, y a medida que lo hago hay ciertos cambios dentro del cañón del telescopio entre los espejos y las lentes que se usan, y eventualmente la estrella estará a la vista. Estaría completamente equivocado al pensar que la estrella es el cambio físico dentro del telescopio. Pero los cambios físicos fueron necesarios para poder ver la estrella, pero la estrella es real. Ese es la insinuación de los estados alterados de conciencia y la naturaleza de la realidad. ¿Tenemos una entrada secreta dentro de nuestra mente?; Claro que sí, radica en la glándula pineal dentro de nuestro cerebro.

No es un accidente de que la evolución nos haya dado este gran potencial, la evolución no otorga nada a menos que sea útil, y esto por lo tanto sugiere que los estados alterados de conciencia son increíblemente útiles para las especies humanas.

Existen varias maneras de desafiarnos en este mundo en el que vivimos, algunos lo hacen escalando montañas, otros pueden hacerlo buceando, otros como yo, saltando de un avión en paracaídas, siempre esperando que este no falle. Hay muchas formas de desafiarnos a nosotros mismos, pero en realidad la invitación de mi hijo Emilio a la ceremonia de toma de Ayahuasca con el Chaman Arturo Fisher ha sido una de las pruebas más profundas y desafiantes, y es en cierta forma mi aventura definitiva.

Esta ceremonia me trajo revelaciones que con psicoterapia podría haber tomado décadas; de verdad es extraordinariamente difícil el proponerme de otra forma hacer cambios en mi vida, y esta fue una oportunidad increíblemente valiosa, porque muy a menudo me es difícil hacer cambios ya que simple y sencillamente no me daba cuenta que fueran necesarios.

La Ayahuasca a su tiempo me mostro lo que yo necesitaba hacer. Y lo que tu hagas depende de ti, pero ella te mostrara que más allá de eso. Existe el reino encantado de la visión, existe el sentido de un universo mágico, que nosotros no estamos en realidad cautivos en algo mundano y físico sino en algo que es por mucho profundamente encantador y mágico en esta aventura de la vida, en la increíble oportunidad de nacer en un cuerpo humano y a experimentar, a enseñar y aprender experiencias de vida que involucran el cuerpo humano y a vivir en este hermoso planeta rodeado por el majestuoso y maravilloso universo para mirar en la noche y verte como parte de esa maravilla donde estamos en el esquema de cosas que existe detrás de todo esto, no solo procesos físicos muertos, sino la profunda inteligencia mágica, la cual está trabajando en el universo. La Ayahuasca me ha mostrado eso, más claro que cualquier cosa que haya podido experimentar. Yo ni siquiera sabía lo que la conciencia es, o por lo menos como explicarla, pero sé que la tengo y sea lo que sea, es mi esencia, la parte más íntima de mí mismo,  sé que parece locura pero es así. No importa lo maravilloso que diga que es, no importa la metáfora simuladora que yo haya creado intentando guiar para imaginar lo que no se puede imaginar, Soy perfectamente consciente de que no lograre explicarlo con palabras; se tiene que vivir la experiencia. Creo ya estar listo para otra ceremonia, la cual espero con anhelo…

Mil Un Gracias Arturo Fisher…

 

Emilio.

 

 
 
 
otro testimonio mas de este amigo y compañero de la  rueda de medicina!

Mi cuarta experiencia con la abuelita Ayahuasca

Por ebyted ebyted
 | 0 | Compartir

Una cita con la abuelita diferente. Asistencia de un par de amigos y mi padre iniciándose, conociéndola. Nuevas expectativas después del último viaje, una sensación de confianza a la continuidad me invade. Apenas puedo contener las ganas de estar en el otra realidad. Conversación con los asistentes. Preguntas comunes, intenciones, la dieta, etc.  El rango de edades se ve modificado con una dama de 73 años, dispuesta a vivir -por sugerencia de su hijo- la experiencia de Ayahuasca. Un ambiente homogéneo se hace sentir, nervios, inquietudes, emoción y muchas preguntas mientras las conversaciones avanzan. Arturo nos llama uno por uno, nos pregunta sobre nuestro estado, nuestra intención y nuestros deseos, pienso un momento. Poco que pedir y mucho que desear, 3 deseos que tienen que ver con salud de terceros o con cualquier cosa adicional que pueda recibir, todo es ganancia. Todo lo que deseo, está pasando ya, empezó a pasar exactamente una semana antes de mi primer toma de Ayahuasca, ya no platico al respecto, pocos me creen. En ocasiones,  empiezo a levantar la voz mientras cuento mis experiencias, entiendo que, desde la percepción ajena, debo parecer un vendedor de calle con inventario de alcancías y cobijas. No me preocupa y sigo con mi conversación, pero eso si, modero mi voz y mis gestos.

La hora se acerca, he hablado con algunos de los que toman por primera vez sobre efectos físicos y espirituales. Todos están advertidos de cambios favorables o de algunos de ellos.

Todos en círculo bajo un tejabán, hace frío, es un lugar aunque techado, abierto. La abuelita hace presencia, Don Arturo la sirve y provee a cada uno la cantidad necesaria, no más, no menos. Algunos tragos sencillos, otros dobles. Últimas indicaciones generales, el viaje está por comenzar. La abuelita frente a mí de nuevo, un rezo a la madre medicina de agradecimiento y de guía. Minutos pasan. El ya conocido mareo, el cosquilleo en las mejillas, uno que otro retraso de percepción, los sentidos por un momento son torpes, luego se alinean y vuelven a ser torpes segundos después en rangos de tiempo variable. Este cambio de percepción entre realidades se vuelve un ciclo continuo. Minutos, 10, 15, ya no sé, hace algunos minutos que no existe el tiempo, por lo tanto, no sé cuantos. Mareo más fuerte, patrones de figuras irregulares coloridas, con estructura de célula en microscopio, se mueven extraño frente a mí. Son movimientos lentos continuos. No puedo describir todo, entro en una fase en que la razón no me permite registrar. Pienso: el consciente es el que registra. Mi consciente se ve opacado por una fuerza (o debilidad) extraña. No puedo registrar pero si percibir. En cuanto mi cerebro recibe la orden de registrar lo que percibo, cambia a una realidad expuesta a figuras irregulares de colores y en instantes vuelvo a la razón, al intentar registrar de nuevo, vuelve a ocurrir lo mismo. No puedo contra eso y renuncio a registrar. La música entra en mí de otra manera, escucho por los poros de mi piel. El sonido me hace vibrar cada poro y eso hace que cada centímetro de mi piel vibre. Vibro y me expando completo con el sonido. Canciones alegres y algunas melancólicas. Algunos gritos de lamento de voces femeninas, que por alguna razón, los relaciono con cultura japonesa. Me angustia tanta tensión en los lamentos, aunque no son extensos, llevan consigo un dolor, que llega en forma de vibración grave a mí, es decir un bajo muy bajo. Mi gesto facial cambia al de lamento. Me hace vibrar, de una manera muy diferente a la música andina que escuché hace algunos momentos. No me siento bien escuchando eso. Algo de psicodelia. De un momento a otro puedo ver una figura de mujer oriental. Es real. Una mujer 1.5 mts de altura, de 75-80 años, con razgos orientales. Su rostro está pintado de blanco con detalles en negro, tiene un traje blanco con símbolos que entiendo son japoneses. Los símbolos japoneses son menos densos que el Chino o Koreano, razono. En un instante, esta figura oriental, empieza a interactuar conmigo, sin mover la boca o hacer un solo gesto. Telepatía. No estoy seguro si yo respondo con palabras de mi boca o en la misma forma que ella pero en unos instantes, estamos tratando el tema de Consciente vs Inconsciente. Su boca no se mueve, pero me transmite ideas que puedo entender claramente. No me explico muy bien este fenómeno, sin embargo, la información que estoy recibiendo me interesa muchísimo. Dejo entonces que el fenómeno ocurra. Toda mi atención en ella. Me explica que hay una sutil diferencia entre consciente e inconsciente, “es casi lo mismo” dice, me explica que los humanos tenemos la facultad de accesar y controlar ambos de la misma manera. De pronto abro los ojos, estoy bostezando. Perdí la conexión, ya no la veo. Más psicodelia. Debo hablar con Don Arturo, no estoy seguro si lo que acabo de “aprender” sobre consciente e inconsciente es coherente o tiene sentido, !debo saber! Don Arturo auxilia a otros compañeros. Me contengo, reflexiono sobre lo que puedo hacer y debo hacer. Algo adentro me explica la diferencia entre estas 2 posibilidades. Entonces pienso: “lo que puedo hacer no necesariamente lo debo hacer, por otro lado, lo que debo hacer SIEMPRE lo puedo hacer”. La razón va y viene, por momentos puedo registrar lo que veo o pienso, en ocasiones objetivamente, de pronto en momentos no puedo hacer ni pensar nada más que las visiones que noto, cuando las formas llegan, el pensamiento, la razón desaparece y viceversa, como si mi cerebro por momentos no tuviera la facultad de escribir en la base de datos de recuerdos. Más psicodelia, en los colores predominan el rojo y el amarillo con algo de azul. La música que escucho va coloreando las escenas en algún tono, lo triste gris, lo alegre verde con amarillo, lo dramático rojo y negro. Ya avanzado el viaje, yendo y viniendo, puedo ver una vitrina dorada flotando, en ella, hay una imagen de la virgen, a su izquierda puedo ver una mujer con hábito de monja blanco, su cara es hermosa, las dos ventanas de la vitrina se abrieron hacia afuera y la mujer con el hábito me dijo “te la regalo” estirando sus 2 brazos y deteniendo un tallo con sus 2 manos me entrega un corazón. Es un tallo espinoso que en la punta sostiene un corazón rojo de piedra pendiendo de una cadena dorada, me la entrega, abro los ojos, pienso: “El viaje va terminando”. Noto entonces lo absurdo que es estar tratando de razonar lo que veo, lo que siento, mi espíritu programador exige registros, pero no hay contenido, en el momento no puedo entender bien lo que veo, lo que percibo no me dice tanto como yo quisiera, el registro es casi nulo. La intermitencia entre 2 realidades me impide concretar ideas y cuadrar conceptos. Es inútil, dejo el control y la sensibilidad de mi percepción en manos de la abuelita. Dejo de luchar contra mi desvio de realidades y lo dejo ocurrir. Voy y vengo. En momentos soy capaz de pensar que el viaje a terminado y unos segundos después estoy de nuevo perdido en algún lugar con profundidad que muestra formas y figuras en sus paredes, no entiendo, no trato de entender ya, solo observo, dejo que la experiencia me lleve. Mi hermano empieza a convulsionar, detecto el mismo patrón de movimientos que la última vez. La escena comienza. En arranques que parecieran de ansiedad se deshace de todo lo que no necesita: cobija, chamarra y calcetines. De nuevo, está danzando. Movimientos fluidos. De pronto firme, de pronto convulsiona, parcial o totalmente. Puntas, posturas pegadas al piso que en un instante termina de pie y viceversa. Pienso “ágil, dominio de cuerpo, toda su vida se preparó para esto”. Movimientos síncronos y asíncronos entre torso y piernas. Tensión, relajación en el lenguaje corporal. Giros que descienden y cruzan los pies para terminar acostado, boca abajo y boca arriba. En movimientos rápidos de pie y al piso de nuevo. Noto puntas en varios de los movimientos, como respetando el suelo, pisando sutilmente. Arco en la columna hacia atrás y posiciones firmes, el movimiento no se detiene. Formas diferentes cada segundo. No logro registrar cada posición pero voy entendiendo el lenguaje. Puedo ver una estela de luz moviéndose a la par con el cuerpo, que obedece al comportamiento físico de una flama, el cuerpo es una antorcha en movimiento. De pronto paz. Posiciones de meditación interrumpen el flujo, de nuevo activo, detecto ciertas escenas que no logro describir en su totalidad. Tengo aun mucho que entender de la danza. De pronto y como número esperado, movimientos de sanación, rutinas que parecen programadas en algunos de nosotros, mi hermano nos aplica sanación aún en trance, pienso “que realidad estará viviendo? ¿Quién o qué le dice como moverse?” No tengo claro cuánto tiempo pasa. Eventualmente, y de manera paulatina, descendentemente la energía en decadencia. Mi hermano se recuesta. La danza ha terminado.

 

Poco a poco el efecto va disminuyendo. Pienso: “Han pasado 5 o 6 horas”. En ese punto no parece haber tantas experiencias. Ya en descenso. Conforme pasan las horas, los días, aquellas percepciones que no entendí bien en el viaje, empiezan a ser claras, se me van revelando como verdades parciales y una que otra absoluta, verdades que no quiero discutir con nadie. El conocimiento sale de adentro y va hacia adentro ¿ A dónde mas podría irse y de donde más podría salir ? Del universo y hacia el universo yo soy solo una terminal en la red universal. El conocimiento es un flujo de energía continuo e infinito, cuando aprendemos es que nos conectamos con ese flujo, las respuestas y preguntas todas están ahí, expuestas, no las encontramos, ni las generamos sino nos adherimos a ellas.

Alrededor de las 5 am, aun oscurece, ya aterrizados. Todos duermen, sueño fisiológico. Charla con mi hermano de la experiencia. Detalles frescos que aun mareados y sin dormir resaltan de la experiencia. Una plática que se extiende por 2 o 3 horas mientras amanece. Hacemos consciencia sobre los cambios que hemos vivido los últimos meses cada quien en su vida, recopilamos pequeños milagros que ponen en evidencia nuestra fé a la abuelita y su medicina. Reconocemos y agradecemos el apoyo mutuo, hemos ido juntos conociendo este camino, que bendición.

En la mañana, los testimonios de cada uno, cuadrando las intensiones con lo vivido, tratando de encontrar sentido a lo experimentado, intentando despejar el mayor numero de dudas posible, Arturo escuchando los testimonios uno a uno, piensa un momento y nos guía, nos ayuda a entender en ocasiones el porqué, solo cuando es necesario, él sabe cuánto y hasta donde. Unos cantitos a la vida, al sol al agua, a la mañana nublada tan hermosa que nos regala el Domingo. Buenos momentos.

Esta ceremonia me dió una sanación que buscaba desde hace algunos años, la relación con mi padre cambió para bien, mi hermana salió a los 2 días del hospital y algunos otros milagritos que se han logrado en estos días transcurridos, ahora entiendo que debo dejar que pasen los días, pues durante las siguientes horas y días posteriores a la toma de la medicina, voy entendiendo mas y mas manifestaciones del viaje, en ocasiones necesito algo de razonamiento, pero casi siempre, la información recibida en sincronía con situaciones diarias revela poco a poco lo que irónicamente sin comprobar y sin ganas de discutir con nadie, me gusta llamar: verdad propia.

Como siempre, un agradecimiento al equipo de apoyo: Armando, Berenice, hermanos gracias, por su tiempo, su sacrificio y su cuidado desinteresado, da muestra del corazón que cargan, a Don Arturo que resulta ser un guía excepcional y nos enseña tanto, siempre nos tiene una respuesta a la cual adherirnos. Gracias.

 
 
testimonio de un paciente que estuvo en el Retiro de tres dias en el Cañon de Guadalupe este mes de Diciembre pasado!

La decisión de asistir a la ceremonia, una dieta que en principio parece imposible de llevar por mis hábitos, la fuerza de la abuelita ayahuasca soportándome en todo momento, una semana laboral que complica en apariencia el evento. Las cosas se acomodan, la emprendida del viaje, un camino mágico a la laguna salada que muestra la buena intención del universo para mi beneficio. Un ave que canta al soltar el humo, respiro paz en la laguna salada. Un camino sinuoso pero tranquilo congruente con la realidad que vivo. El encuentro en el camino con Don Arturo, ¿la primera impresión? un hombre agradable, humilde pero con luz incandescente. El encuentro con mas luces, un par de niñas que nos alcanzan en el camino y que muestran, desde afuera, su camino recorrido, su congruencia y su luz.

La llegada al campo, que, desde el inicio nos proyecta su cobijo, cerros protectores y plantas hermanas que nos rodean. La experiencia se acerca, el campo me da seguridad. Un frío que inciste en bajar mi temperatura y en cambio, la hace hervir de emoción, el lugar, sencillamente: mágico.

Platica, aire, entusiasmo, pocos distractores mas allá del grupo de hermanos, no tengo mas que estar ahí, en el escenario, en el momento. Montar el campamento, reconocer de noche unos cuantos metros a la redonda, mi único distractor: la ausencia de luz blanca y las miles de estrellas que alcanzo a ver. Bañito de agua termal, rica platica, conociendo a mis hermanos, cayendo en cuenta de su congruencia con el flujo vital, entendiendo otros hábitos y estilos de vida. La falta de alimento y agua en alianza con mi mente gritándome desde adentro: ¿Qué te crees?, yo respondiendo: “paren, hay cosas mas importantes que atender”. Un panorama que muestra la belleza de la vida conjugada en estrellas, vientos ligeros, olor a leña consumiéndose y un frió que se siente pero no ofende al cuerpo. La voz de Don Arturo se escucha, sugiere un descanso antes de la ceremonia, entonces descanso. Una tierna voz me despierta: “chicos, es hora”, la hora de la ceremonia llegó, una sensación de nervios y emoción que recorre el cuerpo de la punta de la cabeza a la punta de mis pies, nos preparamos. Sentados en círculo alrededor de la fogata. Al fin, frente a mí, la abuelita en forma de vaso de vidrio se presenta, Don Arturo me indica olerla, probarla, conocerla, “es un parteaguas en tu vida” dice. Un sabor amargo fuerte, un líquido espeso, color café entra en mi organismo, ahí todo es intelectual los sentimientos solo son una combinación entre nervios y entusiasmo. Minutos pasan. La voz de Don Arturo dando indicaciones cortas, concretas, en este momento, entiendo algo: el ve, siente y sabe, mucho mas de lo que puedo ver, sentir y saber.

Cantos que llegan mas allá de las emociones, como si la abuelita, desde adentro, se conectara con los sonidos y me abrazaran, me protegieran. comienza el mareo. El fuego respirando, en paralelo conmigo, me dice: “ésto ya empezó”. Un ritmo de movimiento oleado del fuego, como lava, simulando un mar. Por momentos y en ocasiones, imitando el ritmo de mi respiración. Al voltear a un lado u otro, mi cerebro no procesa a tiempo las imágenes, debo observar las cosas para verlas, me toma uno o dos segundos enfocar mi vista en algo. Una sensación de paz y algo mas que defino como amor, a nada y a todo, algo me dice sin palabras, que desconozco todos los niveles del amor, entonces, empiezo a conocer un nivel nuevo, un amor que nace en el centro de mi pecho y vuela en 90 grados hacia el cielo, como un flujo de energía constante, limitado por un canal, “soy yo conectado con el universo” pensé. Después de algún rato, me pongo de pie porque me siento entumido, sin quitar la vista al fuego, todo se mueve mas lento de lo normal, el fuego sigue en movimiento de marea, una cabeza de víbora dentro de el, llama mi atención. En un segundo, una frase en mi cabeza, detona unas fuerzas incontrolables de llorar, que provocan un estallido de llanto y lágrimas, no puedo pensar, solo atiendo al llamado de mi cuerpo exigiendo sacar lágrimas y llanto; no puedo parar, no quiero parar. En algún punto en mi llanto, pude escuchar un bebé llorando en armonía conmigo, como si su dolor fuera el mío, lo puedo escuchar y puedo también sentir su dolor, en unos segundos entiendo, soy yo. Después de algunos minutos mi llanto termina, siento una paz profunda, un amor profundo e inexplicable, unos 10 suspiros casi seguidos sellan ese ciclo, me reincorporo a la formación de círculo al fuego. Algo de psicodelia, es la abuelita jugando conmigo, ayudándome a entender que no hay tiempo, que lo que puedo ver no es todo lo que existe. Termina la noche, un crepúsculo mágico, me hizo enamorarme, aún mas de mi madre tierra, de la pachamama, de la vida. Si,  anoche la abuelita me enseñó, otro nivel de amor que no conocía, un amor divino y total, una conexión con todo y con nada, una sensación de no tiempo-no espacio, como una gelatina infinita, que a su vez, pude ver, era una esfera grande suspendida en el vacío.

De pronto, la abuelita te duerme por unos minutos, te cobija con su amor. Minutos después me despiertan mis ganas de ver salir el sol, de los oscuro a lo gris/azulado, de ahí, la luz, un crepúsculo mágico que está ahí, en su majestuosidad, radiante, nos ilumina, nos calienta, nos avisa un nuevo día, nos avisa nueva luz, esperanza, libertad, magia, amor, fuerza, totalidad, un día mas, un día mas de este regalo, que alguien me dió: Vida.

Iniciamos el día con agradecimiento al sol, a la vida por una ceremonia placentera y sanadora, un bañito de agua termal un poco antes de la salida del sol, meditación, hacemos consciencia del renacimiento del yo y del yo que muere, ahí, frente al sol, con un frio ligero que nos hace sentir vivos. Una clase de yoga guiada por mi hermanita Paola. Una sesión que me ayuda a hacer conciencia sobre mi cuerpo y sus componentes, sobre la conexión entre mi mente y mis órganos, mis extremidades, la sangre, los músculos y a su vez, de todo lo mencionado en conexión con la divinidad del universo. Compartir testimonios, aprendizaje puro, entender como la abuelita adapta su modelo de sanación en función a la intención de cada quien, a la personalidad, a la fuerza, a la gravedad de las cosas, sin importar y sin preguntarte, ella sabe lo que duele por dentro y lo sana, así nada mas, como un médico que adivina tus síntomas porque te conoce aún mejor que tu mismo, sabe mejor que yo lo que me duele, ya es parte de mi, y comienza curar el dolor. Un desayuno exquisito hecho por Belinda, una mujer muy sabia, desde afuera, está al pendiente y nos cuida, nos mima, nos comparte su sabiduría culinaria con sabores y colores que explotan en expresión, hace de la experiencia en el desayuno un verdadero placer y a la vez, nos prepara físicamente para la siguiente ceremonia que será por la noche. Todo está conectado, todo tiene que ver.

Primer amanecer, minutos antes de clase de Yoga

Día 2

Acuden al llamado 3 personas mas: Aaron, Armando y Alejandrina, al verlos, pude sentir su determinación y búsqueda, son bienvenidos, pienso: “ni se imaginan la experiencia que les espera, bienvenidos a la sanación”. Platica durante el día, un sueñito para recuperar fuerzas después de una noche tan especial.

Por la tarde, leña necia que no quiere prender, un caldo de garbanzo exquisito, mi cuerpo, entre mas extiendo la dieta, me pide menos alimento, mi lengua no espera grasa, azúcar ni sal como lo hacía, también en eso, cambio.

De nuevo, formación en semi-círculo, una sensación de nervios muy ligera, ahora conozco a la abuelita, tengo mucha mas confianza que el dia anterior, me siento relajado, la dosis de abuelita, aumenta. Don Arturo nos recuerda que el efecto tarda entre 30 y 40 minutos, después de tomarla, me siento a orar, a pedirle a la abuelita que cuide mi viaje.

Inician los mareos, un efecto no tan intenso como el anterior. Preguntas a Don Arturo que tienen que ver con el hecho de que no he purgado, sabiamente Arturo me dice “no es regla y la abuelita no ha terminado contigo”. Siento la necesidad de recostarme, minutos después, en una visión, pude percibirme arreglando mi intención, rompiendo un histórico dolor que cargo desde hace años, un acumulamiento de malos sentimientos/pensamientos que guardaba en lo mas profundo, donde se confunde algo con todo lo demás, donde no hay diferencia entre un componente y otro, donde ESTÁ el individuo, ahí se escondía mi dolor, en un rinconcito. Después de esta visión que, en formato multimedia me describió como solucionarlo, minutos mas tarde, empiezo a sentir un placer inexplicable, una sensación de placer no sexual pero si orgásmico, continuo, sin final. Disfrutaba cada aliento en mi respiración, un agradecimiento profundo por todo lo que percibía en los 5 sentidos, unas inmensas ganas de estar ahí y de nunca dejar de estar, pude sentir mi sistema respiratorio funcionando, pude ver mis pulmones inflándose de aire floreado gozando su función, también el aire se veía, un flujo con pequeñas flores aisladas que me permitían notar su comportamiento, su densidad, su flujo.

Apunto del crepúsculo, el mensaje de mi hermano al oído: “me dijo Arturo que en 15 minutos podemos tocar guitarra”, entonces 15 minutos pasaron, cantos al sol, a la tierra, a la abuelita, a los abuelos, a todo lo vivo, un poco de improvisación con SOL y DO, con RE y SOL. Canciones que, con acordes mayores, llegan al centro del pecho y se pueden casi palpar, letras que agradecen la vida, la medicina, la felicidad que siento, la emoción. El flujo de mis pensamientos cambiando, ya puedo percibir algo diferente en el flujo mental. Cantos y mas cantos, un crepúsculo radiante, la sensación de pertenecer y ser al mismo tiempo, los brazos arriba, TODO está vivo, TODO me protege, TODO soy y por eso bailo, por eso bailamos y cantamos.

Segundo Amanecer

Día 3

La abuelita y yo como amigos, la sensación de ansiedad, una combinación de “quiero mas” y de “necesito tiempo para procesar todo ésto”. Una dosis generosa, probablemente el doble o triple del primer día. Síntomas casi inmediatos, todo flota, todo soy yo de nuevo. Todo lo aprendido ya no es tan relevante, donde me quedé en la última ceremonia, ahí empiezo la siguiente , nada para atrás. La conexión con los sonidos de la música, en conjunto, por instrumento, llama mi atención, cuanto me transmite, sin palabras, lo que me dice es desde adentro y hacia adentro, en flujo constante de vaivén entre cerebro y el centro de mi cuerpo, de pronto, un diálogo conmigo, que dice “también nosotros conocemos a la abuelita”, entendí que eran los músicos a través de su ejecución expresando empatía, protección, paz, mucha paz. El humito detonando en mi psicodelia, mostrándome que el cuerpo es un traje desechable, nunca estuve mas consciente de lo que soy, pude sentir la fuerza de la totalidad, y la debilidad de mis percepciones, por un instante se paró el tiempo. Una fuerza dentro de mí, me provocó expulsar una sustancia negra y espesa, purgué, algo dentro de mi me hizo saber que era rencor, un rencor arraigado y oscuro que había guardado por años, no se cuantos pero sin temor a equivocarme afirmo, mas de una docena de años generándolo. Arturo preguntando por mi estado, respondo: “me siento muy bien, esto no era mío”, a lo que él responde “no, no era tuyo, debes sacar todo lo que no es tuyo”. Este evento de expulsar el rencor me dió una sensación de ligereza, de depuración, pude sentirme liviano, la sensación de no-presión, me ocasiona una holgura, incluso entre mis órganos que puedo percibir. Flotando-ando. Estrellas que me llenan de fuerza, una danza por parte de un hermano, que llama a todos nuestra atención, yo, yendo y viniendo de algún lugar a la tierra y de regreso, no estoy aquí, a veces, en instantes me doy cuenta que tengo posturas que nunca tomé conscientemente, algo, sin palabras me dice qué debo hacer, no entiendo muy bien lo que pasa, solo sigo el flujo de la escena, mientras tanto, la estrella más brillante de Orión, me protege.

La sensación de realidad, no-realidad, realidad-virtual y los brincos entre una y otra, no saber explicar el dónde ni el porqué, pero si sentirlo, las consecuencias positivas que desencadena esta experiencia es algo inexplicable, sin razón pero con motivo.

Concluyo, hay niveles de amor que en esta realidad no se perciben, todo, absolutamente todo está interconectado, por no decir, todo es uno solo. La abuelita es una entidad que sana, pero mucho mas allá de eso, te lleva de la mano a conocer que no solo lo que vemos es todo lo que existe y te lo muestra.

Un abrazo para mis hermanos con quienes compartí la experiencia, a Don Arturo por su sabiduría y guía, a Belinda por sus atenciones y sabiduría, a la abuelita, a la tierra y a todo, Gracias. Gracias. Gracias.

Edgar

 

 

 

Mi nombre es Luis Diaz, Contador Publico de profesional, profesional en el area de ventas y direccion de proyectos, tuve el regalo de Dios de participar en una ceremonia de Ayahuasca, donde pude encontrar la curacion para las enfermedades mas dificiles de curar, las enfermedades no fisicas, si no del alma y el espiritu, la Ayahuasca  nos permite encontrarnos, confrontar nuestros problemas, nuestras culpas, nos lleva a un nivel de conciencia donde podemos ver perfectamente la solucion de nuestros males. haber tenido la dicha de conocer a Mr. Fisher y haber participado en esta rueda de Medicina y ver como ayudo a cambiar mi vida y la de muchas personas mas que soy testigo y he visto los resultados. recomiendo ampliamente y totalmente a Mr. Arthur Fisher y su rueda de medicina natural, la ceremonia de Ayahuasca, si ocupa alguna informacion adicional no dude en contactar a mi correo luisarmandodiazfelix@hotmail.com   a sus ordenes.

English spoken

 

Al abuelo Fisher

fecha: 19.02.2012 | autor: Anonimo

Que dios ha bendecido con amor y sabiduría, fuerza y carácter y que con paciencia me ha enseñado los valores del ser de la vida y especialmente me enseña a caminar y con su ejemplo se ser impecable.
Gracias abuelo por todo lo qu haces por mi, quier0o seguir caminando a tu lado aunque un día me tenga que ir con un rumbo hoy desconocido para mi, se que ha llegado el momento, me daras la direccion y tendre claro el camino desde el fondo de mi corazon y mi alma te lo agradece...
gracias...
mi ser te bendice siempre

 

mensaje: 
Mi nombre es Denisse de Sonora y estoy muy agradecida con Arturo por permitirme vivir la maravillosa experiencia de entrar en el mundo del conocimiento silencioso, ya que ello me ha permitido ver más allá de la vida cotidiana, trayendo a mi vida salud, amor y bonanza.
Quiero compartir con las personas que no conocen lo que es una ceremonia de Ahayauasca, primeramente el Dr. Arturo Fisher me dio la apertura para explicarle detalladamente porque estaba en ese lugar o que era lo que quería para mi vida y mis seres queridos, luego el explico que era lo que iba a pasar y procedió a iniciar la ceremonia. 
El estar en una ceremonia y tomar la medicina es como entrar al interior de mi ser o esencia misma, me llevo a enfrentarme a mis problemas sociales, económicos y muy personales que he venido arrastrando desde mi niñez, poniéndome claramente cómo es que debo solucionarlos o superarlos. Algo muy personal pero maravilloso que experimente fue estar ante la presencia del Señor o Dios (como gusten llamarle) y sentir su protección, fue como algo que recorrió todo mi cuerpo dándome alivio, calor y muchísimo amor.
Esta experiencia me ha traído salud, estabilidad en mi trabajo, estabilidad emocional, mucho amor, pero algo muy importante el tener un espíritu que sabe lo que quiere y hace lo que debe hacer para lograrlo. 
Lo que puedo agregar es que como todo al principio me dio un poco de temor por no conocer mucho al respecto, pero una vez que arriesgue y tome la decisión de entrar a la ceremonia mi vida y la de mis seres queridos ha cambiado hacia un camino con buenos simientes, basados en los principios morales y el bienestar espiritual, pero sobre todo con mucha salud, prosperidad en los negocios y bonanza tanto en lo económico como en mi matrimonio. 

Febrero 22 de 2012.

 

Una Experiencia Increible

fecha: 21.02.2012 | autor: Luis Sandoval

No hay palabras para describir la experiencia, de verdad que te conecta con la tierra, con tu ser, con todo lo que nos rodea y ayuda a sanar el espiritu.

Mr. Fisher es muy profesional y explica paso a paso el ritual para lograr sacarle el mayor provecho al viaje.

 

RYD ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El Chaman de Cerro Prieto Baja California Mexico": 

Arturo! Gracias x la hermosa experiencia q' vivimos este pasado fin de semana! La ayahuasca de verdad me ayudo a aclarar algunas dudas q' tenia.

Se lo recomiendo a todos! Don Arturo es un profesional..

Nos vemos el mes q' viene.
Un abrazo fuerte!

Rita Montserrat

Febrero 23 2012

iGracias Rita, te invitamos a la ceremonia que tendra lugar el dia viernes 3 de Marzo del presente en el valle de Mexicali, contar con ceremonia de temazcal, por favor comunicate conmigo, para confirmar tu asistencia, este dia viernes 3 es un dia muy especial, donde las energias de la madre tierra y la naturaleza resaltan, sera una ceremonia bastante hermosa! 

 

Nombre: mannuel enriquez

 

Asunto: SALUDOS

Mensaje: 
Sr Arturo un saludo cordial y un gran abrazo de esta cd. Obregon Son.

 

 

Abril 4 de 2012

Asunto: TESTIMONIO

Mensaje: 
Me llamo Rosy R.S. y soy de Cd. Obregón Sonora, en el dia 3 de febrero del 2011 se me diagnostico un cáncer de ovario con metástasis ya muy avanzado, los médicos aconsejaron operar y se programa operacion para el dia 9 de febrero...El sábado 5 de febrero por la tarde una de mis hijas me contactó con Mr.Arturo Fisher via telefónica, yo en esos momentos me encontraba hundida en sentimientos de miedo, terror,coraje, impotencia y tristeza que no me permitian moverme de mi cama, me sentia en esos momentos sin energía alguna ya que habia pasado ya dos noches llorando y sin dormir,el Sr. Arturo se presenta conmigo y me explica que el puede ayudarme me pide permiso para iniciar curación a distancia, conversamos sobre lo que los médicos me dijeron y sobre lo que en esos momentos estaba yo sintiendo, hablamos tal vez 20 minutos; despues de que nos despedimos mi cuerpo cobró fuerzas y mi estado de ánimo mejoró grandemente empecé a sentir fé y esperanzas de vida.

Esa noche tuve una hermosa experiencia, entre once y doce de la noche sentí que mi cuerpo pesaba tanto que no podia moverme, de pronto, me encontré ante una Fuerza Suprema y Maravillosa frente a la cual yo era tan pequeña e insignificante y a la que llorando le pedi perdón en voz alta por todas mi faltas, perdoné a todos aquellos que me dañaron, me abandoné a que se hiciera su voluntad y no la mía .... al final pedí una nueva oportunidad de vivir con toda la humildad que me fue posible. Fue una experiencia única y maravillosa mi esposo recostado al lado mio fue testigo de lo que ahora escribo.

Eran las 4.30 de la mañana cuando pude salir de ese trance mi alma y mi corazón estabán tranquilos y llenos de paz y fortaleza,pero mi cuerpo estaba empapado de sudor de los pies a la cabeza y completamente agotado.

En marzo del mismo año Mr. Arturo Fisher me visito personalmente y realizó conmigo una sesión de terapia energética misma que fue una experiencia completamente diferente.

Hasta hoy he seguido todas las recomendaciones médicas se pudo extirpar el tumor y continuo en revisiones despues de un año dos meses de haberme detectado la enfermedad hoy me siento

bien de salud....Gracias a Dios y a los conocimientos de Mr, Fisher a quien le agradezco infinitamente toda su ayuda...DIOS LO SIGA BENDICIENDO...

 

AGRADECIMIENTO

fecha: 19.03.2012 | autor: MA. ELENA ANGULO

TE RECONOSCO ARTURO COMO UNA GRAN PERSONA QUE NO TE IMPORTA COMPARTIR TU SABIDURIA, Y EL DON QUE NUESTRO SR. PADRE TE DIO, GRACIAS POR SER UNA PERSONA HUMILDE Y NOBLE GRACIAS, GRACAS POR SER MI MAESTRO 

 

Gracias a Mr. Fisher
fecha: 19.03.2012 | autor: Monica de B.C.
Gracias por ser mi guia y maestro por haberme cargado por tantos años y por querer enseñarme tu camino. Dios te bendiga y te ilumine con su luz gracias por todo
 
Noviembre 28 de 2012
 
Nombre: ROSA RAMIREZ SANTANA

E-mail: rosyram3d@hotmail.com

Asunto: Agradecimiento y testimonio

Mensaje: 
Mi querido Brigido Arturo fisher no se como para agradecerte el regalo que que he recibio al participar en la pasada Ceremonia de Ayahusca en la Cd de Culiacán fue una experiencia maravillosa, gracias por llevarme de la mano; tu sencilles, tu profesionalismo, y la seguridad en lo que haces me dio la confianza para dejarme llevar al encuentro con DIOS para pedirle y me concediera mi anciada salud en este proceso de enfermedad cancerosa, fue fabuloso vivir esos momentos y ver y sentir tu compañía siempre...Pero también increible fue como las bendiciones que llegaron esa noche se desbordaron a tanta gente...

Ojalá mas personas vivieran esta experiencia que nos encamina a ser mejores seres, colocándonos más cerca de Dios mostrándonos el Universo en su total y maravillosa armonia vibratoria...... ARTURO DIOS TE SIGA BENDICIENDO Y ¡ MUCHAS GRACIAS...¡ 

	

	

 Testimonios y comentarios sobre Mr Fisher dirigidos a una sra, Carla Corao, antes de hacer su visita a nuestra ceremonia de medicina:

Carla,el Sr. Fisher es un chamán excepcionalmente poderoso porque sus poderes siquicos sanan personas a distancia,ya sea de enfermedades naturales o impuestas,debido a su dedicación al naturismo y a su honestidad en su proceder,es totalmente confiable por el profundo conocimiento de la herbolaria.

Comentario por Miguel Alvarez — agosto 11, 2013

Hola Carla, hace un par de años sucedió un evento en mi vida que me llevó a considerar acciones muy drásticas pues no tenía interés de continuar luchando después de una pérdida de la que no veía forma de levantarme. Un familiar al verme en esa situación me platicó de sus experiencias con la ayahuasca en un diplomado de “Respiración Holotrópica”, desafortunadamente ese diplomado lo habían impartido personas de Estados Unidos y España, pero ya no lo estaban realizando. Después de una intensa búsqueda por internet para buscar ceremonias de ayahuasca en México contacte a Arturo Fisher y a partir de ese día comenzó una nueva historia en mi vida. Debido a mi personalidad, en mi primera ceremonia tenía todas las dudas y recelos que puedas imaginarte. Sin embargo, Arturo es una persona muy cálida y amable y se tomó todo el tiempo necesario para despejar todas mis dudas. La parte inicial de la ceremonia, después de la toma de la ayahuasca, fue complicada; es difícil acceder a esos estados de conciencia, sobre todo cuando no tienes la más remota idea de que esos estados sean posibles, pero justo cuando estaba atorada se acercó Arturo y con su sabiduría y conocimiento me saco de inmediato de ese atolladero y me llevó justo a donde tenía que ir: al lugar del conocimiento, de las respuestas, del amor. Detallar todo lo experimentado sería muy extenso, te lo resumo de la siguiente forma: es la experiencia más maravillosa y productiva que había tenido en mi vida hasta ese momento (porque después de eso han llegado mejores). Ponerte en contacto con tu ser superior, entender a través de Él cual es el propósito de esta vida que a veces parece tan sin sentido, descubrirte amado sin pretensiones; no tiene comparación con nada.
Después de esa experiencia he estado en diversas sesiones posteriores acompañada de Arturo y de muchas personas que están en busca de sanar su cuerpo físico, mental y emocional. Ninguna palabra te podría explicar lo que mi corazón siente al ver a Arturo repartir salud y amor gracias a sus capacidades energéticas y espirituales; pero lo más conmovedor es ver a las personas alcanzar sus metas de salud, conocimiento y amor.
Cada experiencia con la medicina (ayahuasca) me ha dejado una enseñanza especial y un crecimiento emocional y espiritual que me ha permitido encontrar un equilibrio en mi ser porque en este momento de mi vida puedo decir que ya no soy arrastrada por la corriente emocional. El mundo no ha cambiado, pero mi forma de reaccionar hacia él es totalmente distinta, no me inquieta, no me inmuta y hoy tengo la plena certeza de que existe una Inteligencia superior que es la que dirige esta trama y su única motivación es el amor. Somos co-creadores de nuestra realidad, por lo cual sí estamos cargando con miedo, dolor o incertidumbre, eso es lo que se proyecta en cada uno de los eventos de nuestro diario vivir y en nuestra salud. Nadie va a hacer el trabajo por nosotros, es nuestra responsabilidad darle a nuestro Ser la posibilidad de expresarse a través de nosotros, pero mientras estemos imbuidos en el miedo y el dolor eso no es posible. Sólo cuando alcancemos un estado de serenidad y amor incondicional podremos conectarnos con nuestro Ser superior y desde esa base sólida podremos crear la realidad que siempre soñamos. En mi experiencia y la de un grupo amplio de personas con quien he compartido esta experiencia puedo constatar que Arturo Fisher está ahí para apoyarnos en ese objetivo, y que lo hace con un conocimiento de causa de que el crecimiento o avance de un solo ser es el crecimiento de todos.

Comentario por Ana B. — agosto 13, 2013 @ 7:47 pm

Carla buen dia, he tenido la fortuna de conocer al Sr. Fisher desde hace mas dos años, mi primer contacto con él fue a distancia en forma energética y fué una experiencia única que se llevó todos mis miedos…he estado en dos ceremonias de ayahuasca dirigidas por él y lo que puedo decirte de su trabajo es excelente, es una persona preparada, sencilla, amable y con un gran conocimento es un gran chaman ..yo pasé por un proceso de cáncer sin esperanzas de vida y en este momento estoy sana y con la fé de que asi seguirá siendo..Arturo Fisher es una persona muy estimada por mi y toda mi familia…es un gran sanador¡¡¡

 

Comentario por ROSY RAM — agosto 16, 2013 @ 7:50 pm

      • Hola, Carla, mi nombre es Alonso y con mucho gusto te cuento sobre la calidad ética y profesional del Sr. Arturo Fisher.

        Lo que a mi más me ha impresionado de Don Arturo es su humildad, cuando de ceremonias espirituales, o movimientos orientados a los usos terapéuticos de los psicodélicos se trata, siempre existe el riesgo de un mal uso de la fuerza que el ser la figura de control en la ceremonia brinda. La linea que divide a una ceremonia de ayahuasca libre, completa, positiva y, en ultima instancia, exitosa, es la presencia de una persona con tanta calidad moral como para no interferir el el trabajo de los participantes, por eso me siento afortunado de haber llegado a las manos de Don Arturo, ya que él siempre ha sido una persona abierta, responsable, humilde y trabajadora, con una vida de familia que me parece envidiable y, sobre todo, la vocación de ayudar a quienes buscan en la Ayahuasca un medio para mejorar su calidad de vida, lo cual no es poca cosa.

        Al participar en una ceremonia de Ayahuasca con el Don Arturo, no solamente vivirás una extraordinaria experiencia que marcará tu vida, sino que ganaras en él una amistad de por vida y una llamada de vez en cuando para preguntarte como estás, ese tipo de atención de su parte lo dice todo.

        Cualquier duda con toda confianza puedes contactarme a mi correo electronico:
        alonso punto deza arroba gmail punto com

        Comentario por Alonso (@SerotoninSdrm) — agosto 18, 2013 @ 2:41 am

         
      • Hola! Es un gusto para mi poder compartir mi experiencia con la Abuela Ayahausca y dar reconocimiento a Arturo Fisher, mi Chaman, un Ser Multidimensional Consiente, Libre, Compasivo y Puro de Corazon …. que me a ayudado incondicionalmente en el camino del Despertar…
        Hace algunos años al ver un documental de Ayahuasca le pedí a Dios que me permitiera vivir la experiencia de tomar la planta con el deseo de Ayuda Divina y hasta el año pasado en el mes de septiembre llego la Ayahuasca hasta mi puerta y con ella un sin fin de experiencia, libertad, amor, sabiduría, conciencia, la realidad de lo invisible se abrió a mis ojos; ahora he tomado la planta ya en siete ocasiones y desde mi primera experiencia hice un compromiso con mi Ser Superior y con Arturo, de evolucionar en Conciencia y el ha estado en todo momento para ayudarme ya sea en persona, por teléfono, en su forma energética, en sueños o en el Astral, cuando lo llamas el siempre esta hay. Me consta fehacientemente las virtudes y el Don de Arturo de ser Curandero, Sanador, Mago, Chaman… Su trabajo es implacable como Chaman y como Ayahusquero.
        Mi forma de ver la Vida y como Vivirla cambió totalmente a una manera mas Pura, recocer en mi y en todos lados a Dios, amarme y respetarme y por añadidura a los demás, reconocer la magia que hay en todo, liberarme de ataduras, malos hábitos, actitudes negativas son algunas de las cosas que me ha dejado la Liana que nos lleva al mundo de las Dioses! Claro con la ayuda de Arturo Fisher a quien aprecio y estimo mucho.

         

        Comentario por Anabella Soto. — agosto 14, 2013 @ 4:44 am

      • Rossy, Alonso y Anabella… les estoy muy agradecida por sus comentarios y el tiempo dedicado a compartirlas conmigo.
        Me complace escuchar de sus experiencias maravillosas. Me inspiran.
        Mi viaje se aproxima. Al regresar les contare como fue mi experiencia tanto con el Sr. Arthur como con la ceremonia.
        Muchas gracias y que Dios los bendiga.

         

        Comentario por Carla — agosto 18, 2013 @ 1:26 pm

      • Testimonio de la Sra. Carla Corao despues de la ceremonia de Ayahuasca

      • Hola Julio-
        Te recominedo al Sr. Arturo Fisher. Yo pedi referencias de el antes de ir recientemente y me dieron buenos comentarios. A pesar que todavia era un poco riesgoso ya que me iba sola desde Miami, fui sin saber que iba a ser una de las mejores experiencias de mi VIDA. No solo por la experiencia del Ayahuasca como tal, sino, por el servicio del Sr. Fisher. Es un chaman integro y excepcional. Pase 5 dias con el y las enseñansas fueron… maravillosas se queda corta. El Sr. Fisher, para mi, tiene un alma que viene a cumplir esa mision de sanar y su cuerpo solo esta obedeciendo. En la ceremonia siempre me dio la guia necesaria para lograr que fuese una experiencia exitosa. Tiene una intuicion necesaria para lograr las cosas que logra. La verdad es que las palabras se quedan totalmente cortas. Podria escribir y escribir pero realmente la experiencia la tienes que vivir para que entiendas a los que me refiero. Te digo esto porque alla mismo conoci personas con unos testimonios de sanacion increibles pero hasta que no lo vivi, wow, no me imegine lo que era realmente.
        Si se pone en contacto con el (ver sus contacto en un post anterior del Sr. Luis) y decides hacerlo en la misma locacion a donde yo fui en San Antonio de las Minas, vas a disfrutar de la hospitalidad brindada por la Sra. Luz. Una mujer fuerte de gran corazon! <3
        Te digo Julio, llevo a Arturo y a Luz en un lugar muuuy especial en mi corazon. Lo que ellos me dieron fue mas alla de lo que pude haber soñado.
        Te deseo lo mejor :)
        Carla

        Comentario por Carla — octubre 5, 2013 @ 4:21 pm